EL CARMEN. Hace falta la alegría de Jesús

En el barrio La Atenas del cantón El Carmen hay dolor. Esta tarde llegó al lugar el cuerpo del pequeño Jesús Germán Guerrero Barre de 4 años.

El niño murió la noche del lunes tras  ser atropellados cuando junto a su padre, Ansaldo Guerrero, intentaban cruzar la vía.

Patricia Barre, madre del niño, contó que la situación de ellos es de extrema pobreza. Por esa razón ni siquiera había enviado a su hijo al jardín.

Doña Patricia contó que su hijo era la alegría de la casa. Era fanático del fútbol, como en su casa no había televisor siempre pedía que lo dejaran ir a ver la televisión en la casa de la vecina Amarilis Loor.

Su padre, quien se debate entre la vida y la muerte, era quien lo acompañaba.

En el sector donde vivía el pequeño Jesús lo recuerdan como un niño juguetón, alegre y amante del fútbol.

“A mi casa venía, lo primero que cogía era la pelota, le gustaba demasiado el fútbol”, dijo la allegada.

Patricia narró que su esposo aún no se ha enterado que su hijo ha fallecido. Ella le pide a la persona que los atropelló que por favor se acerque para ayudar en los gastos mortuorios, pues ella no tiene trabajo y su esposo tampoco. Peor ahora que está hospitalizado.

El cuerpo del niño será sepultado este miércoles en el cementerio general de El Carmen.

Según la recopilación estadística de la Agencia Nacional de Tránsito, en Manabí ocurrieron 650 accidentes desde enero hasta junio. Como consecuencia, 71 personas murieron y 538 resultaron heridas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.