MONTECRISTI. Asesinado tenía nueve orificios de balas

Nueve orificios de bala tenía en su humanidad Juan Pablo Aray García, de 25 años de edad.

Su crimen ocurrió la tarde del jueves en el sitio El Padrino, en la vía a Los Corrales, de la parroquia Colorado, cantón Montecristi.

Según el parte policial levantado por los agentes que efectuaron el levantamiento del cadáver los casquillos hallados corresponden a una pistola 9 milímetros.

Las primeras investigaciones apuntan a que los asesinos se movilizaban en una motocicleta y un automóvil marca Aveo.

Los criminales antes de cometer el asesinato hablaron con Juan aduciendo que estaban perdidos, luego se fueron y a los pocos minutos regresaron para disparar contra la humanidad del joven, quien intentó escapar de sus verdugos.

Sin embargo, las balas lo alcanzaron y quedó tendido en medio de las piedras.
Las gráficas realizadas por curiosos dejan ver un balazo en la cabeza y otros dos en el rostro.

Familiares indicaron que Juan Aray estaba construyendo su vivienda. Era padre de un menor de edad.

Según la Policía no registra antecedentes.

Su muerte está siendo investigada, pues existen las grabaciones de cámaras de seguridad que podrían ayudar a aclarar este crimen

En lo que va del año, en Manabí se han producido cerca de 60 asesinatos, 16 de esas muertes han ocurrido entre los cantones de Manta, Montecristi y Jaramijó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.