JARAMIJÓ |Dos muertes. Él apuñalado, ella ahorcada

Vecinos se aglomeraron alrededor de la casa en donde vivía la pareja.

La última vez que vieron con vida a Henry Leonardo Alonzo Anchundia, de 26 años de edad, y a  ella María Monserrate Pérez Mantuano, de 28 fue hasta las 20h00 del 1 de marzo.

Esa noche, según sus familiares la pareja estaba bebiendo fuera de su casa, ubicada en el callejón sin nombre de la avenida Naval del cantón Jaramijó.

La pareja bebía licor y al calor de los tragos empezó a discutir, narró un hermano a los uniformados que llegaron a realizar el levantamiento de los cadáveres.

Indicaron que en esas circunstancias, se quebró el vaso del que la pareja tomaba lo que encendió aún más la discusión.

Los vecinos los vieron entrar a la casa y encerrarse, luego de ello, aseguran no escucharon nada.

Familiares

La mamá del fallecido dijo que cada vez que la pareja tomaba dormía hasta tarde y ella les llevaba el desayuno, Así lo hizo la mañana de este 2 de marzo.

Sin embargo, como no contestaban pensaron que se levantarían tarde y por ello regresaron al mediodía.

Como no contestaron, la familia empezó a preocuparse. Entonces, un hermano se subió al techo, por la parte posterior de la casa, alzó la hoja de zinc y vio la desgarradora escena.

Según la fuente, Henry Alonzo estaba con múltiples heridas de puñaladas en su cuerpo y su mujer estaba ahorcada.

¿Qué pasó? Sólo ellos lo saben. Los indicios recabados ayudaran a aclarar lo sucedido. Por ahora, se especula que podría tratarse de una discusión marital que terminó en muerte. Esa versión tendrá que ser confirmada o descartada con el cotejamiento de los indicios hallados en la escena.

El mayor Miguel Ángel Egas Tobar, jefe Operaciones del distrito de la Policía Manta, dijo que aún no se puede hablar de una motivación del delito, hay que esperar las pericias de la Dinased para hablar de los verdaderos motivos de las muertes de esta persona. Todavía no se puede hablar de femicidio (cuando un hombre mata a una mujer) hasta que avancen las investigaciones.

Dijo que fueron encontrados muertos en lugares diferentes. “El uno sentado y la mujer estaba sobre la casa”, refirió.  Dijo que tenían varias horas de fallecido.

María Pérez deja dos hijos en la orfandad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.