OPINIÓN. País al borde del abismo

Autor: Msc Leonidas Enríquez Gómez, General (sp)

Estimados compatriotas, con preocupación y mucho dolor  veo la situación caótica que vive el país por el elevado nivel de corrupción existente en todas las Instituciones públicas del Estado y que desde hace 13 años sus tentáculos se mueven en la obscuridad causando daño  irreversible.

Sin el más mínimo respeto, a la integridad emocional y física del ser humano, destruyendo a su paso y sin compasión los valores y principios que son la esencia misma de la pervivencia  de una sociedad civilizada como la nuestra, a la cual se  pretende dejarla sin protección ni con capacidad de respuesta en el presente y peor aún en el futuro.

Esto indudablemente nos lleva a afirmar que estamos en un Estado de completa indefensión ante la  presencia de grandes organizaciones delictivas nacionales y transnacionales, que desde mi punto de vista y de muchos ecuatorianos  nos está llevando a un abismo y sin capacidad visualizar un retorno cierto y previsible en el tiempo.

Este abismo sencillamente y en términos geopolítico es el de un  » Estado fallido»  o lo que es lo mismo un estado en grave «descomposición política y social» debido al grado de violencia y peligrosidad con la que se está afectando a todos los sectores estratégicos y sociales, llegando sin lugar a equivocarme a ser despiadados incluso con la población más necesitada.

Indignación también sentimos ver como mi país, para quienes nacimos, crecimos y nos hemos desarrollado disfrutando el pasar de nuestros años en un estado de paz, progreso y con el sueño legítimo de ver también a nuestras futuras generaciones vivir en ese mismo ambiente que lo hemos forjado con trabajo, sacrificio, honradez y por el mismo hecho de contar con enormes posibilidades que nos brinda esos recursos naturales y ese  gran potencial humano que disponemos y estamos obligados a protegerlos.

Decía al inicio de este párrafo….  indignación sentimos …al perder cada vez más los referentes de un Estado de derecho y acomodarnos en el caos, en la autodestrucción ética  moral, de valores y principios,  aspectos innegables que han sido propiciados desde todas las instancias públicas del propio Estado y con la perversa e ineficiente  voluntad de las autoridades para tomar decisiones que restaure el estado de derecho.

Podríamos presumir o llegar a pensar hoy por hoy y por todo lo que hemos visto y oído a través de los medios de información, se facilita y auspicia el fortalecimiento del poder de estas grandes organizaciones delincuenciales y criminales desde las más altas esferas del poder público.


La ilegitimidad de las funciones de la primera autoridad del estado,  sumado a la falta de credibilidad  de su gestión y de todo su gabinete que vienen heredando cargos públicos desde la captura del poder por los Socialistas del siglo XXI,  sumado a ello la falta de decisión  para encabezar lo que tiene que ser una amplia movilización nacional contra el terrorismo social originado por  estas grandes organizaciones delictivas y criminales.

La impunidad existente en nuestro sistema judicial en su integralidad, al cual vemos con absoluta impotencia,  la permisibilidad con la que actúan tratando de ajustar normas legales para proteger a estos delincuentes a pesar de pruebas irrefutables presentadas luego de un trabajo profundo y dedicado de la Fiscalía General del Estado y de nuestra Policía Nacional.

La fuga de estos con o sin mecanismos de seguridad a través de las fronteras supuestamente controladas y vigiladas, el escape de delincuentes por vía aérea a paraísos fiscales o a países que les otorgan con tanta facilidad «asilo político», burlándose de un pueblo y de una realidad social que estamos viviendo…..no dejamos de mencionar a la Asamblea Nacional  responsable de legislar y fiscalizar, institución de la que muchos  asambleístas han caído en actos perversos y delincuenciales,  desdibujando la razón de ser de su designación y elección  y para quienes  tienen la obligación de responder por sus actos.

Todo esto y más que estamos viviendo, podría finalmente generar una reacción social que no quisiéramos que pase, pero de seguir así muy difícil de evitarla, lo que llamamos una “grave conmoción nacional”, en donde una sociedad de principios una sociedad de sueños, una sociedad con valores, una sociedad que ame a su país.

Territorio herencia de nuestros ancestros y  protegida con el derramamiento de sangre de nuestros héroes.

Se revele ante esta clase política y sus protegidos que han llevado casi a la  autodestrucción a nuestro querido país, solamente así,  poder recuperar de entre esos escombros que están quedando….. algo que nos permita reconstruir en el tiempo, el país de paz, el país de desarrollo y progreso al que todos aspiramos  tenerlo y disfrutarlo con dignidad.. 

7 pensamientos sobre “OPINIÓN. País al borde del abismo

  1. Completamente de acuerdo, la corrupción tocó fondo ante la mirada de altas autoridades, poder judicial y asambleístas q a la fecha no se ha recuperado nada, acaso será porque son cómplices? Aquí hay mucho trabajo para la fiscalía

  2. Excelente análisis del grave momento que estamos viviendo en nuestra querida Patria. Un saludo cordial y respetuoso, al General Enriquez.

  3. Completamente de acuerdo lo expuesto, se han perdido los valores y el pueblo en cualquier momento reacciona porque las altas autoridades, magistrados y asambleístas son cómplices

    1. Muy de acuerdo estamos pasando la peor época de la nación y los tentáculos de corrupción cubren al País a vista y paciencia de todos nuestros elegidos. Que desolación que estamos dejando a las nuevas generaciones?? . FELICITACIONES AL SR. GENERAL por su Opinión.

  4. Mucha razón estimado Leonidas, creo debemos pasar de la INACCIÓN a la ACCIÓN y a la brevedad posible, no podemos permanecer impávidos ante la peor PANDEMIA que soporta el País después de trece años de LATROCINIO y DELINCUENCIA de los farzantes REVOLUCIONARIOS. Debemos actuar de inmediato para erradicar a tanto CÍNICO y POLÍTICO RATERO que han acabado con el futuro de la Patria. Excelente análisis y exposición que ojalá nos haga despertar del letargo en el que sumió al pueblo el MITOMANO y su PANDILLA.

  5. Con todo lo expresado por el señor General Leonidas Enríquez no queda duda que habitamos en un estado fallido en el que la Contraloria con sus unidades de auditoría interna no han dado en el clavo dejando en indefensión a c lo millones de contribuyentes que tiene el Estado. Felicitaciones al autor del articulo que a parte de interesante, educa.

    1. Estimado vecino Msc Leonidas Enríquez Gómez, General (sp)
      Leímos su artículo que por cierto está muy interesante. Estamos completamente de acuerdo con usted de toda esta corrupción que el pueblo Ecuatoriano está atravesando ante la mirada de las altas autoridades, poder judicial y asambleístas que hasta la fecha no han recuperado nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *