❖ QUITO ▮ Es condenado a pena máxima por abusar de su sobrina de 12 años

El tío político de una menor fue sentenciado a 29 años de cárcel y 4 meses por haber violado a la joven cuando ella tenía 12 años, cuando se encontraba en su casa, acompañada de sus dos hermanos, informó la Fiscalía General del Ecuador. 

El hecho ocurrió este lunes 7 de marzo. 

Según la información brindada por las autoridades, la madre de la niña conoció el hecho, pero según la víctima, esta le pidió callar. 

La Fiscalía indicó que después de numerosas pruebas, el Tribunal no dudó en imponerle la pena máxima al procesado, incrementada en un tercio, por lo establecido en el artículo 48, numeral 9, del Código Orgánico Integral Penal (COIP): “conocer a la víctima con anterioridad a la comisión de la infracción”.

Contexto 

Una niña de 12 años fue atacada sexualmente por su tío político en diciembre de 2018 en la parroquia Calderon de Quito, mientras se encontraba en su casa, acompañada de sus dos hermanos.

El hombre hizo que los pequeños abandonaran la habitación para cometer el delito, aún así uno de los niños fue testigo presencial de la violación. 

Por medio del fiscal Balcázar, fiscal encargado del caso y especializado en Violencia de Género de Calderón, se conoció que la víctima tenía lesiones, producto de la violación. 

Además, Balcázar añadió que la niña recibió atención médica y tratamiento farmacológico en el Hospital Docente de Calderón, debido a un cuadro de infección que ella presentaba en su zona íntima.

Asimismo, se informó que la perito psicóloga, determinó una afectación psicológica a la menor. 

Sorpresa del padre 

El padre de la niña se enteró de lo ocurrido el 8 de diciembre de 2018, cuando arribó a la casa a visitar a sus hijos en la parroquia Calderón, en el norte de Quito. Pese a estar al cuidado de su madre, aquella ocasión ellos estaban solos.

El progenitor notó algo extraño en la salud de la pequeña. Ella se quejaba de un dolor en sus partes íntimas y fiebre.

Lo peor se confirmó cuando fue examinada por un especialista del Hospital Docente de Calderón. El diagnóstico corroboró lesiones por violación y una infección en la zona genital.

La niña decidió romper el silencio y contar lo ocurrido. Ella aseguró que su madre estaba al tanto de lo que pasó, pero reveló que su progenitora le pidió callar.

#InfórmateManabí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.