❖ AGRICULTURA ▮ El fertirriego es el tipo de riego que reduce en 31% el uso del agua en la agricultura 

Existen diferentes tipos de riego, y uno de los que trae mayores beneficios en cuanto al ahorro de agua es el fertirriego.

Esta técnica utiliza el microrriego (aplicación precisa de agua con mínimo de pérdidas) junto al uso de un fertilizante soluble en agua, por lo que se aplican conjuntamente. De esta manera, el agua y el fertilizante son aplicados directamente a las raíces de las plantas generando una mejor absorción.

Según estudios, la técnica de fertirriego consume un 31% menos de agua, generando una eficiencia en el uso de este recurso del 90 al 95%. 

Este tipo de técnica de riego ayuda en materia de sostenibildiad ambiental ya que, de acuerdo a la FAO (La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), aproximadamente el 30% de los campos de cultivo que utilizan un método de riego ineficiente pueden verse gravemente afectados a causa de la salinización de las tierras, lo cual reduce su productividad.

Además, mediante el fertirriego, la eficiencia en el uso del fertilizante aumenta un 16%, lo que significa menos aplicaciones y menos emisiones.

“La solución de Yara para campo abierto, simplifica el fertirriego, ya que los productores obtienen mayores rendimientos y mejor calidad. En un estudio realizado con el cultivo de papa en Colombia, se demostró que esta técnica junto a la solución de Yara redujo en 36% la emisión de CO2. En Ecuador, un ensayo demostró que el fertirriego aumentó en 10% el peso de los racimos de banano que utilizaron la técnica”, explicó Jaime Vinces, gerente comercial Yara – Clúster Andino.

Los agricultores deben producir más con la misma extensión de tierra y hacer uso eficiente de recursos, como el agua, al mismo tiempo obtener rendimientos superiores. 

Por eso, se debe generar conciencia acerca de las implicaciones que genera la agricultura y actuar responsablemente ante el cambio climático, procurando usar los productos y las técnicas más eficientes y sostenibles.

Datos

Según la FAO, la escala y la intensidad del uso actual del agua en la tierra es insostenible, y la posibilidad de una sequía imprevista que afectaría gravemente a la producción de cultivos es cada vez más real.

#InfórmateManabí 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.