❖ PENITENCIARÍA DEL LITORAL ▮ Una imagen vale más que mil palabras

“Que este video quede constancia de que pudieron hacer algo y no hicieron nada señores, ya están adentro” fueron las palabras de uno de los presos que emitieron en vivo lo que estaba ocurriendo; su video tuvo una duración de 2 horas y, aproximadamente, 14 mil espectadores.

La masacre carcelaria que se desarrolló la noche del viernes 12 y madrugada del sábado 13 de noviembre, quedó constatada, de diversas formas.

El trágico evento comenzó desde temprano. A las 19h00 la balacera ya había iniciado y, cerca de las 20h00, un familiar recibía un mensaje que decía “No le digas a mi mami” “Ya hicieron hueco”, de su pariente, uno de los tantos reos que empezaba a pedir auxilio a sus allegados.

Pero no solo quedaron mensajes como pruebas, varias transmisiones en vivo se pudieron observar, en ellas los privados de la libertad mostraron y narraron la penuria en la que se encontraban, evidenciando así la inexistente presencia de las fuerzas del orden.

“Que este video quede constancia de que pudieron hacer algo y no hicieron nada señores, ya están adentro” fueron las palabras de uno de los presos que emitieron en vivo lo que estaba ocurriendo; su video tuvo una duración de 2 horas y, aproximadamente, 14 mil espectadores.

No obstante, todavía hay más.

Muchos periodistas también estuvieron contactados por ppl que, que en medio de la desesperación, buscaban ayuda para que de alguna manera, pudieran ser salvados.

Las evidencias de la crisis penitenciaria también salieron a relucir, al salir el sol, un gran repertorio de imágenes y videos se hicieron vírales por el impacto que cargaban.

El dicho de “después de la tragedia, viene la calma” no aplicó para los reos, pues con la claridad del día solo se ratificaba la catástrofe que experimentaron; puertas y techos totalmente balaceados, huecos, uno tras otro y de gran tamaño en las paredes, suelos manchados de sangre, entre otros detalles de destrozo.

Fuera, cientos de familiares en estado de consternación y de ansiedad por querer saber si su hijo, esposo o hermano seguía con vida.

Mientras tanto, desde el Ejecutivo, se demostró ausencia.

Hasta el momento, el primer mandatario, Guillermo Lasso, no se ha pronunciado oficialmente y el país entero se encuentra a la expectativa de cuáles serán las acciones que tomará, ante lo sucedido en Ecuador.

Redacción: Amanda Baque, periodista de #InfórmateManabí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *