OPINIÓN | Desastre ocasionado por los socialistas del siglo XXI

Momentos de frustración vivimos los ecuatorianos al ver como nuestro sistema de salud se encuentra colapsado y mucho más frustrante y decepcionante es saber que nuestra Constitución, la Ley Orgánica de salud así como otras que nos protegen…..son vulneradas y letra muerta para quienes tienen la obligación de respetarlas y garantizar su cumplimiento.

Qué pena que a muchos o todos los responsables de manejar la crisis en el país les quedo grande el problema, es que no solo es el pobre resultado en el manejo del COVID-19 a nivel nacional, es también la incapacidad total para dar solución paralela a los problemas de salud de los ecuatorianos que no han contraído el COVID-19 pero que adolecen de otras patologías graves que requieren de atención oportuna y especializada y que posiblemente es la causa actual de centenares de fallecidos en las diferentes ciudades.

En esta ocasión topare el tema respecto al Instituto de Seguridad Social de Fuerzas Armadas, ISSFA, institución responsable de velar y garantizar que se cumplan las prestaciones a sus afiliados y pensionistas militares…… porque éstas tienen una finalidad concreta «el de proporcionarles bienestar y calidad de vida», lamentablemente los miembros del Directorio y especialmente aquellos que lo conformaron desde que asumió la presidencia el convicto de Rafael Correa hasta su salida, no han cumplido con sus obligaciones o responsabilidades señaladas en la ley del ISSFA y su reglamento, llegando incluso el Directorio precedido por el bien recordado Ministro Ricardo Patiño a propinar la mayor puñalada por la espalda a las FFAA, quien en forma abusiva e ilegal impuso la aprobación de la mal llamada Ley de Fortalecimiento del ISSFA, a la cual con sentido de justicia muchos compañeros de honor incluso que hoy son parte del Directorio, han presentado recursos de amparo constitucional……….y los cuales hasta la presente fecha por falta de decisión política y respeto a unas Fuerzas Armadas gloriosas, no se ha obtenido su derogatoria, con ello, afectando a todo el Sistema y su pervivencia en el futuro cercano.

Fue este mismo Ministro como Presidente del Directorio que con la anuencia del incondicional Jefe del Comando Conjunto de aquella época, nombran al CPNV (SP.) Alejandro Vela, como Director del Instituto de Seguridad de Fuerzas Armadas, no se necesita ser muy inteligentes para asociar el daño que estos señores hicieron con su aprobación y tramite a la nefasta Ley “Patiño” y desde luego necesitaban alguien que la ejecute sin ningún tipo de objeción; entonces, ya podemos imaginarnos….. cuál es el resultado del accionar en todo este tiempo que lleva en funciones mencionado Oficial……sin lugar a dudas, hasta en las escuelas menos exigentes se le pondrían una calificación de 0/20, ya que desde el inicio de su gestión deja mucho que desear por su pésima actitud, falta de iniciativa, inhumano con sus compañeros de uniforme y manifiesto desinterés en la administración, contrario a lo que el mismo y con sus propias palabras expresó cuando asumió sus funciones…..recordemos….
“Regresar al ISSFA me llena de muchos sentimientos pero sobre todo de ideales… pensemos siempre en hacer el bien a los demás y con seguridad se nos regresarán cosas buenas y para mí, el haber trabajado por y para los afiliados, hoy tiene su recompensa con esta honorable designación
Sigue…….
motivó al equipo de Directores de cada área, a trabajar con un alto nivel de intelecto, “No pensar en solo el presente, sino en el futuro”, puesto que del ISSFA dependen miles de familias y que solo con una eficiente administración alcanzaremos el bienestar de nuestros afiliados».
Es clara la «recompensa» obtenida por el señor CPNV (SP) Alejandro Vela, un salario que lo ha protegido por varios años sumado a la de su pensión, como no llamarle una excelente recompensa, algo parecido o pura coincidencia lo que sucedía entre los SOCIALISTAS del SIGLO XXI el pago por ser obediente y sumiso….. ¿Pero qué pasó con el señor Director? ¿Dónde quedaron su palabras, sus valores y principios, las promesas a miles de afiliados y pensionistas? ….no hay respuestas sencillamente hay que poner el nombre correcto no hay comprometimiento lo que existe es irresponsabilidad e incapacidad para la gestión pública institucional y es muy probable que usted crea que no ha violentado la constitución y otras normas legales……pero sí …..las ha violentado…por los resultados catastróficos obtenidos hasta la presente fecha y, debo ser claro en señalar que las normas legales que no han sido observadas, posiblemente sea por una reducida capacidad para asimilar el problema institucional existente y la incapacidad para poder generar una solución inteligente, creíble y sustentable en el tiempo entre otras.
De la Constitución:
Art. 32 «la salud es un derecho que garantiza el estado»

Art. 66 «el derecho a una vida digna, que asegure la salud… «

Art. 362 «la atención de salud como servicio público se prestará a través de las entidades estatales, privadas, autónomas, comunitarias.”.

También podríamos mencionar los Art. 358, 359, 366. Que se refieren al Régimen del Buen Vivir y, los Art. 368 y 370 referentes a la Seguridad Social.
De la Ley Orgánica de la Salud:
Art. 3, “es un derecho humano inalienable, indivisible, irrenunciable e intransigible cuya protección y garantía es responsabilidad primordial del estado”
Art. 7 “toda persona, sin discriminación por motivo alguno, tiene en relación a la salud los siguientes derechos:
b) Acceso gratuito a los programas y acciones de salud pública, dando atención preferente en los servicios de salud públicos y privados”

Ley de Seguridad Social de FFAA
Art. 53. El seguro se otorga en las unidades de salud militar de las Fuerzas Armadas y en las particulares, determinadas y contratadas por el ISSFA. Donde no hubieren o fueren insuficientes las instituciones”.
Lamentablemente durante la gestión de éste señor, lastimosamente hemos tenido compañeros que han fallecido sin contar al menos con una atención adecuada y mínima y quienes estamos vivos no hemos tenido desde hace muchos años una asistencia en salud digna que con justicia nos merecemos quienes por largos años hemos entregado nuestro mejor esfuerzo por la institución y el país, tampoco se ha entregado en forma oportuna la medicación de nuestros compañeros crónicos que muchas veces tiene que estar humillándose para obtenerla..
Como gestión de las diferentes organizaciones de miembros en servicio pasivo, se han cursado sendas comunicaciones al Directorio actual, al Presidente del Directorio, al señor Director del ISSFA, a otras autoridades de la Regional en Guayaquil, en las cuales se ha manifestado la grave crisis de la salud que estamos atravesando a nivel nacional y particularmente en la provincia de Manabí.
Como respuesta únicamente se ha obtenido la presencia de varias autoridades presentando conferencias, las cuales han sido de bajo nivel y con un mismo esquema de desconocimiento de la realidad existente en el país y hablando de la existencia de convenios con prestadores de salud privado pero que al verificarse nos topamos con la triste realidad de que no existen o no nos reciben como pacientes porque no se han cancelado deudas pendientes o simplemente porque no entregan el famoso “código” en forma oportuna para validar la atención en las clínicas privadas que por mandato Constitucional y sus leyes son parte de esa red integral de la salud.
Como parche al problema que venimos atravesando, nos entregan un servicio privado de I nivel para algunas ciudades del país, servicio deficiente inicialmente y pésimo en la actualidad a más de que no cumple con lo que dispone la norma de relacionamiento esto es: Referencia, Contra referencia y Derivación y, tampoco se ha considerado que los pensionistas son hombres y mujeres que pasan de los 60 años de edad en promedio y que requieren niveles de atención especializado es decir de II y III nivel..
Hoy por hoy, el problema se ha profundizado y no hay expectativas de que la situación cambie en el futuro cercano por la incapacidad del sector público de atender a afiliados y pensionistas de Fuerzas Armadas ni en situaciones normales del país y peor ahora que estamos viviendo la pandemia la cual se prolongará por un buen tiempo, y también, por existir poca capacidad de las unidades militares en lo que respecta a infraestructura, equipamiento y personal de sanidad con especialidades para satisfacer la demanda de más de 230.000 asegurados, a esto debemos sumar la poca o ninguna voluntad de las autoridades del ISSFA actual, por encontrar una salida técnica legal para al menos entregar el nivel II Y III que garantice una vejez con dignidad a los afiliados y pensionistas.
Sería prudente, por parte del Directorio, del cual considero que está conformado por valiosos miembros activos y pasivos de nuestras FFAA, disponer inmediatamente el fortalecer convenios a nivel nacional aprovechando el estado de excepción, pedir la salida del Director por no presentar las condiciones ni competencias adecuadas para dirigir una institución de esta naturaleza y complejidad e inmediatamente, pedir una investigación o veeduría integral a su periodo de gestión, lo ideal que sea conformada por miembros en servicio activo y con amplios conocimientos y experiencia en diferentes campos o áreas de la Seguridad Social y especial énfasis a la salud y el patrimonio.
Seria dable también, que las grandes organizaciones sociales de miembros en servicio pasivos se pronuncien para solicitar una veeduría al CPCCS, con énfasis a éstas dos áreas en particular y de los últimos 13 años de gestión, que respondan quienes tengan que responder por su silencio y negligencia, que respondan quienes han llevado al descalabro a las empresas del ISSFA y que respondan quienes se han quedado sordos y mudos cuando perfectamente conocían que ese patrimonio pertenece a todos los afiliados y pensionistas que han aportado por largos años para tener una vida con dignidad y no la miserable atención que nos presentan el dia de hoy.

Leonidas Enríquez Gómez Msc.
General (sp)

5 pensamientos sobre “OPINIÓN | Desastre ocasionado por los socialistas del siglo XXI

  1. Felicitaciones al señor General s. p. Leonidas Entiquez. Sus puntos de vista son acertados, solo faltaría añadir que el responsable de la tragedia del ISSFA y su patrimonio es el marino submarinista vela loza que antes y a renglón seguido, tanto en su condición de militar en servicio activo y subdirector general como ahora, en servicio pasivo siendo Director General dirige directa y personalmente las inversiones institucionales. Vela loza es en el ISSFA lo que Correa ( a quien debe su nombramiento) fue para el país. Él debe conocer todo , sin el nada se mueve. Solo resta recordar que el Directorio presidido por el Ministro de Defensa Zambrano le pidió la renuncia y vela loza pidió que le permitan pensar. Van más de dos años pensando y este personaje no ha renunciado pero si ha causado daños irreparables a servidores y al mismo ISSFA. Este currículum le descalifica para seguir en funciones. Felicitaciones señor General Leonidas Enríquez.

  2. Si estoy de acuerdo con lo indica leonidas ya que la situación del país ahora sí estamos viendo la realidad que quedó anteriormente represado e incluso vemos que este gobierno actual sigue guardando cosas del anterior gobierno solo ha ciertos amigos los cubre. Como ejemplo el sobre precio del iess tubo que renunciar el presidente del iess ya no se pudo sostener que pena.

  3. Realmente si todos los que pertenecemos al ISSFA lo defenderíamos como lo viene haciendo el General Enríquez otro fuera la atención del issfa hacia el personal en servicio pasivo que tenemos todo el derecho y no tenemos que estar solicitando de rodillas la atención en las clínicas para nosotros todo mi apoyo a usted General Enríquez en todo lo que pueda hacer y creo que este pensamiento sin dudar lo tendrá el militar que leea este artículo por eso estoy a partiendo con algunos ya es hora de exigir lo que tenemos derecho

  4. Todo ecuatoriano tiene la responsabilidad de defender el derecho a la salud y a una vida digna. Voces que demandan atención y ejercicio de derechos deben ser escuchadas. Este es un momento para demostrar los compromisos y capacidades de quienes ejercen funciones de alto nivel en la prestación de servicios de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.