Mirka Castro, la joven que escribe con la boca y chatea con la barbilla

Mirka Mercedes Castro Zambrano puede escribir con la boca en papel o computadora y chatear con la barbilla. Sus familiares aseguran que es un “as” manejando el teléfono, las redes sociales y toda novedad digital.

Para Estrella Zambrano su hija es un regalo de Dios. Un ser al que ama desde el 20 de septiembre del año 2002 cuando se la entregaron en sus brazos y le dijeron que la niña nació con una condición congénita llamada Artrogriposis múltiple.

Una investigación de los médicos Rafael Pila Pérez, Rafael Pila Peláez, Alberto Riverón, Víctor Holguín y Roger Campos Batueca, señala que la Artrogriposis múltiple congénita es un síndrome clínico caracterizado por la presencia de contracturas y rigidez de varias articulaciones. Las personas con esta manifestación tienen los brazos y piernas más pequeños en relación con su cuerpo.

Estrella Zambrano cuenta que, en un inicio, Mirka estuvo asistiendo de forma asidua a terapias, sin embargo, al comprender que esta condición no tiene cura dejó de llevarla a las instalaciones de lo que, en ese tiempo, se conocía como Instituto Nacional del Niño y la Familia (INNFA).

Mirka sabe, leer, escribir, se ha integrado de maravillas a las actividades sociales. Sale con sus amigas, se va de paseo a distintas partes. Actualmente está por graduarse en la Unidad Educativa Manabí Tecnológico. Le gustaría ser abogada y por ello una vez que termine su bachillerato planea estudiar en la Universidad San Gregorio de Portoviejo.

Su madre cuenta que Mirka, una joven de 16 años de edad, habitante de la ciudadela Bellavista de Portoviejo, nunca necesitó psicológo, pues cuando preguntó por qué no podía caminar ella le explicó que cada persona es única y con talentos especiales como los que ella tiene.

Según la Coordinación Zonal 4 – Salud, en Manabí hay 39 casos o personas con el síndrome Artrogriposis Múltiple Congénita.

Quienes padecen este síndrome necesitan sillas de ruedas para movilizarse, ayuda para comer, entre otras atenciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *