MANTA. Más de la mitad de la ciudad se quedará sin agua potable

Personal de la Empresa Pública Aguas de Manta trabaja para reparar el daño.

La planta potabilizadora El Ceibal paralizó su producción debido a una fuga masiva de agua que se presentó en una de sus cuatro bombas. Ocurrió este martes 6 de agosto, informó la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM).

La causa fue el dañó de un empaque ubicado en la parte frontal de la bomba de impulsión, lo que provocó la inundación del cuarto de máquina. Por seguridad e inmediata reparación se apagó la planta.

La paralización, que se prevé serán de más de 6 horas. Los moradores afectados son los que viven en las parroquias Manta, Tarqui, Los Esteros, San Mateo, Santa Marianita y San Lorenzo, informó la Gerencia de Comunicación de la EPAM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.