EL CARMEN | Ancianos afectados por la soledad, las enfermedades y la falta de dinero necesitan ayuda

Martha María Marcillo Mejía y su esposo Sigifredo Larislao Álvarez Cobeña.

Reporte: Pepín Cevallos

Martha María Marcillo Mejía y su esposo Sigifredo Larislao Álvarez Cobeña son dos adultos mayores a quienes las enfermedades y la falta de familiares mantienen en una dolorosa situación.

Cuentan que se casaron muy jóvenes, pero por circunstancias ajenas a su voluntad nunca pudieron tener hijos.

Con los años fueron envejeciendo, algunos familiares y amigos partieron antes que ellos. En la actualidad don Sigifredo tiene cerca de 90 años y su esposa va por la misma edad.

La vejez les fue quitando la fuerza para trabajar y valerse por sí mismo, las enfermedades también se han apoderado de sus cuerpos, al punto que les impide levantarse de su lecho.

Dura situación

Con lágrimas, el adulto mayor cuenta que en el terremoto del 16 de abril del 2016 se les cayó su casa. El municipio le ayudó hacer una nueva vivienda, pero a raíz de eso perdió el bono de cincuenta dólares que él cobraba y que les servía para comprar los alimentos y las medicinas.

Indicó que su esposa Martha,  quien desde hace 14 años está postrada en una cama tras un derrame cerebral, recibe 240 dólares del bono Joaquín Gallegos Lara, pero eso apenas les alcanza para comprar los pañales, medicinas, y comida que necesitan.

Son los vecinos y otros allegados, quienes en ocasiones se turnan para  cuidar a doña Martha, asearla y bañarla. Antes era su esposo Sigifredo, quien la cuidaba, sin embargo, un problema en la columna se lo impide.

A pesar de estar enfermo, este adulto mayor es quien le prepara los alimentos a su esposa, quien le da las pastillas y la cuida con amor.

Vecinos

Armando Alcívar y Jairo Alcívar son dos vecinos que se han solidarizado con esta pareja. Cuentan que en ocasiones don Sigifredo llora desconsoladamente al ver que no tiene dinero ni fuerzas para comprarle la medicina y la comida que su amada Martha necesita.  

Uno de los vecinos que ayuda a esta pareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.