CHARAPOTÓ | Doloroso relato de la odisea que sufrió un manabita en Guayaquil antes de morir con coronavirus

Texto: Cortesía

Marcos Chica, el popular «Cabello», tan conocido y querido en Charapotó murió EN Guayaquil, la madrugada de hoy martes 31 de marzo del 2020 a causa del tan temido Covid 19.

Su muerte es muestra de la terrorífica situación que vivimos.

Empezó con síntomas leves y nunca lo atendieron en un hospital porque sus síntomas “no eran graves”.

La familia llamó a todos los teléfonos, plataformas y correos que se anuncian para la asistencia pero no tuvieron resultados. Para quienes contestaban el caso no era de apuro.

Incluso no lo podían agendar para hacerse un examen de comprobación.

Aún así se hizo los exámenes en un laboratorio particular y al tener la confirmación fue atendido por un médico amigo, presentando una leve mejoría.

Sin embargo, en su afán de seguir con los procesos oficiales, el día domingo lo llevaron hasta el hospital del IESS de Los Ceibos donde lo ingresaron pero lo tuvieron todo el día sin atención, debido a falta de camas y medicinas.

Cuando le recomendaron a los hijos que «mejor se lo lleven a casa porque allí era peor» ya no tuvieron carro de regreso por la restricción de movilidad mientras el virus avanzaba.

Manos amigas, arriesgándose a sanciones, lo pudieron regresar en la noche. Lo más grave es que en Guayaquil en ninguna farmacia lograron conseguir medicina, menos un tanque de oxígeno.

El lunes ya lograron las dos cosas, se reanimó con el oxígeno pero ya la enfermedad había avanzado tanto a sus pulmones y este martes 31 de marzo murió en su hogar ante la desesperación de la familia, de su esposa e hijos que lucharon tanto y la ansiedad de todos nosotros que no podemos ir a condolerlos.

Esto es terrible de verdad.

Que la muerte de Marco sirva para prepararnos mejor ante esta guerra tan dura, tan caótica, que supera cualquier película de terror.

Debes saber que si enfermas hay muy pocas posibilidades que te ayuden en el sector de salud, porque el sistema está ya colapsado y en la parte privada tampoco te pueden ayudar, pues ni pagando tres veces más un tanque de oxígeno te lo pueden vender.

La medicina que te podría ayudar no te la venden porque ya la acapararon toda y si la consigues no encontrarás una enfermera que se arriesgue a ponerte un suero. es más ni siquiera puedes fletar un carro que te lleve a un sitio.

Si tienes los mínimos síntomas busca atención con un médico amigo. No dejes que el virus avance. mejor lo mejor es evita contagiarte.

NO SALGAS DE CASA hazlo en memoria del popular “Cabello” ese parcero y pelotero que se hizo famoso en El Gilfa y que en cada fiesta de su pueblo regresaba a reencontrarse con los amigos, aunque después lo multaran en el trabajo.

Él, hizo su última jugada y nos marcó el camino de la forma más dolorosa.

1 pensamiento sobre “CHARAPOTÓ | Doloroso relato de la odisea que sufrió un manabita en Guayaquil antes de morir con coronavirus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.